Autora: Lic. Susana Odera, miembro del staff de PsySon, Doctora en Psicología con más de treinta años de experiencia clínica en el acompañamiento a líderes religiosos y sus familias.
La Dra, Odera dirige el Centro de Psicoterapia Nuevo Tiempo, es conferencista y se ha especializado en análisis transaccional y terapia congnitiva, siendo también especialista en pareja y familia.

“CARPE DIEM” del latín “cosecha el día”, “aprovecha el día”, “atrapa el día” ; alude a la idea de aprovechar el momento, de no malgastarlo.

Hay varias maneras de estar varadas en el pasado. Reflexionemos sobre dos:

• Recordando y recreando en la mente aquellos días en que fuimos heridas

• Recordando y recreando en la mente aquellos días en que fuimos amadas

La primera, nos remite a los tiempos de dolor ( abandono, rechazo, abuso, muerte, etc.) que, si bien detestamos y no deseamos que vuelvan, los traemos al presente insistentemente , reviviendo aquellas emociones sentidas . “Todo tiempo pasado fue peor”

La segunda, nos traslada al pasado donde fuimos felices ( amados, respetados, valorados, cuidados, etc. ) con un amor, con una familia, con amigos, en una profesión.
Un tiempo que fue y ya no será. “Todo tiempo pasado fue mejor”

Ya sea de una manera o de otra, instalarse en el pasado trae angustia, tristeza, desesperanza, depresión.

El futuro, también suele ocupar un lugar privilegiado en nuestro diario vivir: estudiamos “para un futuro mejor”, trabajamos para “ asegurarnos el futuro” , vivimos preocupadas por el mañana… Si bien ocuparnos, para no tener sobresaltos mañana, es de personas sabias, preocuparnos en demasía… no lo es.

Afanarse por el tiempo que vendrá , suele generar angustia , desesperación y ansiedad.

Lo cierto es que de lo único que disponemos y somos dueñas, lo único que poseemos, es nuestro PRESENTE.

Un “Hoy” que está para nosotros, que nos trae un nuevo sol , una nueva ilusión, un nuevo desafío, un nuevo propósito, aunque las circunstancias sean adversas.

Un presente que, sin embargo, ignoramos, desechamos, descuidamos….

CARPE DIEM. Este día está en tus manos ATRAPALO!

De ti, sólo de ti, depende vivirlo con intensidad, como si no hubiera otro.